septiembre 20, 2007

Si le va a dar, que le de

Este es el blog de una novela que tiene banda sonora. Cada capítulo lleva por título la estrofa de sones cubanos de los noventa. ¡Los habré bailado unas cuantas veces!

Una reconoce su pasado salsero. En esas noches mandaba -y mucho- Enrique el Molestoso, maestro de la música latina de todos los tiempos. Desde aquí lo digo: este hombre es enciclopédico.

Al retirarme de la escena nos perdimos la pista para reencontrarnos, no hace tanto, por la calle y en la blogosfera. Es para mi un placer presentar el blog del Molestoso, con noticias, comentarios y convocatorias para amantes de lo latino. Su primer post, dedicado a Héctor Lavoe (a quien nadie ha podido salvar de las garras fílmicas de Jennifer López), no tiene desperdicio.

Ya metidos en harinas musicales, empecemos el día con buen pie: NG La Banda (I am sorry, Molestoso) cantando "Los sitios entero", pieza que da título al tercer capítulo de Un hombre de pago. Cuidado con el vídeo, rodado en Japón en 1993.

3 comentarios:

Xènia dijo...

Como otra que reconoce su pasado salsero he curioseado por los links. Para todos aquellos amantes de esta música ahi va una referencia a una de mis canciones favoritas "Comoo te hago entender" de Roberto Roena. Facilito el link para el que quiera (http://es.youtube.com/watch?v=Em5HewN0oHs). Si nos detenemos a escuchar la letra, podemos plantearnos que al hablar de amor, enamoramiento y otros menesteres relacionados, se trata de una música de tocador? ;-)
Que lo disfruteis!!!!

El Molestoso dijo...

Vaya, Xènia, caiste en la trampa de la salsa monga. Ese tema de Roena es deplorable, ni siquuiera merece el tocador de una dama. Por suerte, la salsa de verdad es más recia, incluso cuando le canta a los amores bucólicos y pastoriles.
Ahora bien, si tu dilección por este tema es autobiográfica, pues ahí no dogo nada, todos tenemos nuestros placeres culpables, qué le vamo a hace!

Saludos rabiosos.

Xènia dijo...

Estoy segura de que eres un gran entendido en musica de salsa, confieso que yo no lo soy. Eso si, soy capaz de bailar salsa durante horas seguidas sin parar. Para mi la musica en general y la salsa en particular me llega o no me llega, no pretendo nada más. Supongo que esta canción me llego autobiogracicamente, en eso acertaste, pero para cada cual la verdad és diferente incluso cuando se trata de salsa.

Saludos sin rabiar ;-)