septiembre 17, 2007

Mi mejor amiga nº 599 y algunos amigos más

Creo que el orígen de la expresión "ella y sus 80.000 mejores amigas" se encuentra en Garras de astracán de Terenci Moix. El caso es que la uso a menudo y Frida, con las mismas, me ha bautizado "su mejor amiga nº 599".

Como tal me invita a participar en un meme terrorífico, en el que debo desvelar cinco secretos inconfesables y pasar la pelota a cinco amigos/as (del 1 al 80.000). Allá vamos.

1º. Ni loca confieso cinco secretos inconfesables, que para algo lo son. 2º Así que me limitaré a una declaración, sucienta, breve y verídica:

No sé conducir. No tengo carnet (porque) no tengo ningún sentido de la orientación viaria. Si alguna vez quedamos e insisto en asegurar que "es por aquí", señalando hacia la izquierda, tu mejor opción es girar a la derecha. Para el resto de cuestiones, sin embargo, soy bastante lúcida.

Ala, dicho queda. Los agraciados con el strip-tease/meme y convocados desde aquí son:

- Berlin, político y perplejo.
- Jotapé, sólo si le queda tiempo entre reseñas y lecturas, que ya bastante tiene el hombre.
- Pablo, más allá de la lectura.
- Tskno, para animarle a que vuelva a postear.
- Eva, por si quiere actualizar las cuatro cosas que no sabemos de ella.

Dicho y hecho está.

7 comentarios:

Berlin Smith dijo...

Agradecido por la consideración. Pero es que ese meme ya me llegó hace algunos meses:

http://nochesconfusas.blogspot.com/2007/07/el-regreso-las-malas-costumbres.html

Neus dijo...

Berlin: en estos dos meses, ¿qué tal ha evolucionado la impostura? :-)

Palimp dijo...

Pues hombre, si son secretos inconfesables no se pueden confesar...

Ya voy casi por la mitad del libro :)

tskno dijo...

Los memes son como la ensaladilla rusa...
Gracias por los ánimos!

Pablo Odell dijo...

Estoy contigo Neus que confesar lo inconfesable es o imposible o no es inconfesable. En este sentido, yo lo que diría es que en ocasiones "hago cosas, que no me cuento ni a mi mismo"...

En cuanto a lo de la meme, resulta fascinante... pero además de ti, no tengo ningún afecto personal que bloguee: todo son referencias más o menos profesionales...

Un abrazo y gracias por la mención.

Eva Sanagustín dijo...

Neus,
ya me costó pensar en aquel momento qué confesar. No sé si puedo dar a conocer más secretillos...
Lo pensaré!

Berlin Smith dijo...

Bueno, Neus, tu eres de las privilegiadas: has visto al impostor de carne y hueso... Pues aquí, impostado :-)