septiembre 25, 2007

La interrupción de todo

Este fin de semana he terminado de leer la última novela de Terry MacMillan, La interrupción de todo.

MacMillan publicó su famosa Esperando un respiro seis años antes de que El diario de Bridget Jones inaugurara la chick lit como género. Ambas novelas se encuentran hoy entre las destacadas de la nueva literatura femenina. De las dos, siempre he votado a favor de MacMillan. Su representación de la mujer, fragmentada, orientada "hacia fuera", confundida con y por los hombres, bastante enfadada y poco diplomática me parece más cercana que la heroína británica del Diario de...

The Interruption of Everything es una obra menos satisfactoria que Esperando un respiro, pero contiene "destellos de MacMillan" que hacen sonreír y pensar.

Un amigo lector me comentó que Un hombre de pago le había hecho pensar en MacMillan. Esa referencia me inspira. Me siento cómoda en un espacio común, aunque sus protagonistas sean "sistah" negras y concienciadas y las mías, mujeres de la Barcelona de hoy.

5 comentarios:

Xènia dijo...

Personalmente prefiero también la primera novela aunque el mundo de la mujer que se nos describe en "La interrupció de todo" es real como la vida misma. Un mundo, en que las ujeres se hacen cargo de muchas cosas en la vida de los que viven a su alrededor però a las que no se les reconoce esta labor de "hormiguita". Eso si, el dia que deciden pensar un poquito en ellas mismas parece que todo deja se desmorona.

Neus dijo...

Xènia, tienes toda la razón. Y ¿qué nos queda? Ironizar sobre las sobrecargas y priorizarnos, ¿no?

Xènia dijo...

Exacto, todas llegamos a la misma conclusión: piensa en ti misma y aprende a ser egoista. Mientras aprendemos eso, cosa bastante dificil, mejor ironizar, siempre es mejor tomar las cosas con humor, especialmente cuando tienes que priorizarte frente a nuestras tan "queridas" vampiras ;-)

AMATISTA dijo...

Hola, solo pase para saludarte y decirte que tienes un blog muy chulo, yo soy nueva en esto , pues solo llevo unos 4 días , bueno ya me despido y hasta pronto.

Neus dijo...

Amatista,

¡bienvenida a este blog y a la blogosfera! Un abrazo.