marzo 13, 2007

Valentina

Nací justo una semana después de que Valentina Tereshkova se convirtiera en la primera mujer (y el primer civil) en viajar al espacio.

¿Cómo debe ser la vida cuando uno pasa por una experiencia excepcional como esa a la edad de 26 años? ¿Con quién te casas? (Con otro cosmonauta, claro: ¡quien sino te va entender!) ¿Qué le cuentas a tu hija? ¿A qué dedicas el tiempo libre?

Hace hoy también una semana, Tereshkova lucía, elegante y bien peinada, sentada frente a Vladimir Putin, quien la recibió en audiencia para festejar su 70 cumpleaños. Entre ambos, un perro, propiedad del presidente, al que ella mira con recelo.

Lo triste del caso es que el artículo no hablaba de la hazaña de Tereshkova, ni de su vida, ni rememoraba ese extraordinario 16 de junio... El tema era otro: la confección por la Duma rusa de una lista de razas caninas peligrosas. En resumen: la noticia era el perro.

Triste ejemplo de invisibilidad. Y aún así y por eso... ¡feliz cumpleaños, Valentina!

3 comentarios:

Chaika dijo...

Tienes toda la razón, es exactamente lo mismo que pensé yo.
Gracias por la felicitación :)

xavier dijo...

¡¡¡Feliz cumpleaños!!!!
¿alguna celebración a la que pueda apuntarme? Por si la fiesta es "de pago" ya me he hecho algunos ahorrillos.

Besos.

xavier

Neus dijo...

Chaika: lo del ciberespacio empieza a parecerse ya al espacio (como odisea, digo) .. gracias por visitar.

Xavier: ya tú sabes que tú no pagas. Y por cierto, creo que tenemos diversas cosas por celebrar... Sería cuestión de ir pensando cuando y como.