noviembre 16, 2007

Momento Gwyneth

Con el fin de motivarme de cara a la presentación de la semana que viene, he decidido realizar una visualización positiva. Ésta es la secuencia:

La presentación fluye.
Una productora comprometida adquiere los derechos de Un hombre de pago, animada por una directora entusiasta.
El guión hace crecer la novela.
La productora levanta un presupuesto de primera categoría.
El casting es impresionante.
Me voy con el equipo de rodaje a Miami, a localizar.
El rodaje es pasional y los actores terminan enamorándose en la realidad.
Hago un cameo como clienta en la escena final (tanto repetir que la historia es ficción que no estaría mal aparecer en ella).
Los montadores lo clavan y el resultado es un películazo.
El día del estreno el Ministro de cultura alaba el buen hacer del cine español.
Un hombre de pago es elegida por la Academia para representar a España en los Oscars.
Campaña de promoción agotadora en Estados Unidos.
Gala de los Oscar: los diseñadores me prestan unos modelos increíbles.
Oscar a la Mejor Película Extranjera.

Llega el momento Gwyneth. Nada de Ralph Lauren azul clarito y look cenicienta con moño antes del baile. Un vestido bien racial, mucha melena y mucho tapaojeras. Y veinte segundos para dar las gracias.

(...)

Tengo una deuda de gratitud con muchos lectores, muchos. Sin embargo y ahora, en vísperas del examen para pasar al momento Gwyneth, quiero dedicarles el premio a los que me habéis escrito, ayudandome a preparar el pitch. Cuando lancé el SOS no me esperaba, sinceramente, recibir unas aportaciones tan estructuradas, tan afinadas y tan profesionales, con mención especial para Berlin. Si esto sale, el mérito es vuestro.

1 comentario:

Berlin Smith dijo...

Con dios...

(suerte y no hay de qué)