mayo 03, 2007

Carole Bouquet, ¿invisible?

Lluís Amiguet (La Vanguardia, 29 de marzo) entrevistó a la actriz Carol Bouquet con motivo de la promoción de su película . El periodista nota, al inicio de su crónica, la elegancia y la belleza de la actriz francesa. Ello no obsta para que, a media entrevista, le pregunte: "¿Se siente Usted invisible?". La respuesta de la actriz -ex chica Bond, para más señas- no tiene desperdicio:

"-¿?"

Carol Bouquet no comprende la pregunta. Y es comprensible que no la comprenda porque las fotos la muestran dueña de una belleza poderosa y atractiva.

Más que la respuesta, me sorprende la pregunta. Parece como si ahora todos los cuestionarios a mujeres que pasamos de los cuarenta deban incorporar una reflexión sobre la invisibilidad.

Me explico. La invisibilidad es el eje de Un hombre de pago. Estoy satisfecha de haber dinamizado el debate y de que éste salga de la esfera estrictamente femenina y pueda ser contrastado en abierto. Pero ni tanto ni tan poco.

Es obvio que Bouquet no es invisible. Es obvio que hay mujeres de cincuenta que levantan pasiones y otras de veinte a las que nadie ve. La invisibilidad no es una condición vinculada sólo a la edad. Depende de muchos factores, empezando por la propia actitud frente al propio físico y a la mirada del otro. Si una es actriz, es guapa y está habituada a los focos... ¿qué va a responder?

6 comentarios:

Fernando dijo...

Sigo pensando que el problema tiene dos caras, como el dios Jano: ¿invisibilidad femenina o ceguera masculina? Y, si no ceguera, como demuestra el caso de la Bouquet y otras, al menos dislexia visual.

Neus dijo...

Fernando,

Lo que me preocupa es que preguntando a quien no corresponde es fácil llegar a "¿ves como yo te decía que de invisibilidad, nada de nada?" - y vuelta a empezar...

Un abrazo.

Pablo dijo...

Bueno, quizá también pueda verse la invisibilidad como algo que afecta al interior de las mujeres... Creo que Mónica Belucci una vez comentó sobre sus dificultades para que los hombres la "miraran" más allá de su "Belucci"...

¿Es el exceso de visibilidad una luz que ciega?...

Frida dijo...

Puede ser que a la Bouquet se lo preguntaran por primera vez y no pudiera creérselo. Quizá ahora ya se le haya ocurrido la respuesta. También puede ser que el periodista llevara un cuestionario preparado después de haberse documentado sobre los problemas femeninos actuales, y estaba nervioso que siquiera se diera cuenta de lo que preguntaba.
Es el efecto Mariposa. La vida es así.

Anónimo dijo...

Tengo 44 años y en otras épocas de mi vida he sido más invisible que ahora. Eran épocas donde yo no me sentía a gusto conmigo y con mi vida y todo eso se reflejaba. Ahora mi cabeza ha cambiado y misteriosamente parece influir en mi aspecto. Atraigo más a los hombres ahora que entonces, y soy la misma, sin operar ni modificar nada. Además, atraigo a hombres más jóvenes que yo con frecuencia. Quiero decir con esto, por si a alguien le pudiera servir, que no le tengan miedo a la edad. Es la mente la que nos embellece o nos afea. El mejor cosmético está en el cerebro.

Neus dijo...

Anónimo,

al final vemos que se aplica el refrán de "la cara es el espejo del alma". Gracias por compartir.