septiembre 18, 2006

Cenas imposibles

Leyendo la prensa este fin de semana me he encontrado con las figuras de dos mujeres: la periodista italiana Oriana Fallacci y la cineasta Pilar Miró.

No es este el espacio para glosarlas. Me llaman la atención sus coincidencias: mujeres fuertes, controvertidas, enfrentadas al rechazo, sin pareja estable (en el sentido convencional).

De Fallacci leí, hace un montón de años, Un hombre, éste no de pago. El libro repasa su relación con Alekos Panagulis, poeta y miembro de la resistencia a la dictadura griega.

De Miró confieso no haber visto más que la retransimisión de la boda de la infanta. La curiosidad me la provoca la lectura del avance de la biografía que sobre ella ha escrito Diego Galán.

Leyendo de una y otra me entraban unas ganas enormes de invitarlas a cenar, para conversar y acercarme a la visión de una mujer que llega lejos y está sola. Ambas han fallecido y la cena es imposible...pero me hubiera gustado, sí.

8 comentarios:

doble visión dijo...

Pero usted es escritor, asi que la cena puede organizarla a su antojo. Elegir el restaurante, el vino, qué hacer con cada una de ellas y hasta lo que le gustaría que cada una le dijera a ud. lo que piensa de ud. En fin, que le lleva una ventaja enorme al resto de los mortales.

saludos

doble visión dijo...

Creo que al haber creido que ud. era un varon, en vez de una dama, no modifica mi comentario anterior. Es más, ahora estoy seguro de que la cena puede resultar un exito.

saludos otra vez

liter-a-tres 3 dijo...

¿Imaginas la sobremesa?

JB dijo...

Por poder, puedo imaginarme la situación. Tres generaciones distintas de mujeres, sentadas alrededor de la misma mesa, hablando de cómo les fue y les va mientras degustan un aperitivo cerca del mar.

A lo que renuciaron y lo que consiguieron y si mereció la pena. También aportando 3 consejos prácticos, para la superviviente, y su venturosa segunda edición de UHDP!!

Neus dijo...

Amigos comentaristas,

podría, como sugiere Doble visión, imaginar la cena (de hecho, imaginarla es previa a desearla, creo). Incluso podría escribirla y describir la sobremesa. Pero lo que seguro me pierdo son los consejos de Fallacci y Miró - con lo bien que me vendrían ahora, de verdad.

JB dijo...

Para mi siempre, el deseo, antecede a la imaginación (?)

Back to the future...

1. Arremete contra ellos, sin piedad, que son pocos y cobardes! Ellos no la tendrán contigo.

2. Trata de visualizar el final de la película y mediante un proceso de trazabilidad (deshacer la madeja de forma inversa) ya tienes todo el guión & the story board.

3. Sigue los dictados de tu intuición, persevera, y no pierdas jamás la sincera sonrisa ;-)

¿Quién dijo cual? ;-)

PS: Si no las deseas fervientemente nunca podrás visualizarlas / imaginártelas (versión audio incluído)!!

Neus dijo...

Gracias, JB. Ahora mismo estoy intentando visualizar la portada de la 2a edición...

Ariel March dijo...

Hola:

Qué alegría recibir tu comentario. Y ya que hablas de cenas imposibles, ¿para cuándo una cena posible?, ¿quizás en Madrid o Barcelona los próximos meses?, para hablar de libros, de la vida...Te recuerdo con mucho cariño. Un saludo y hasta pronto, guapa.