agosto 04, 2006

[PENSAR] ¿Quedarse o irse?

Enric me envía el enlace al blog de la chica monotemática. Su autora,The Girl, comenta su vida sexual -cómo le va y de cómo le gustaría que le fuera.

He visitado el web y me ha llamado la atención este comentario suyo, casi una declaración de principios:

"Recientemente he tomado la decisión de que la que se va a ir de la casa a primera hora de la mañana, con una inclinación de cabeza y musitando un avergonzado "gracias", esa, señores, voy a ser yo. No quiero ser una de esas mujeres que se entristecen cuando el chico se marcha con la primera luz del día (créanme, antes yo era así y no pienso repetir). Pero, por otro lado, tampoco quiero ser la mujer que apechuga con un chico que no se marcha cuando tú quieres que se marche (también he estado en esta situación y tampoco es agradable). Esto no quiere decir que todos los encuentros sexuales ocasionales terminen mal y con el deseo de estar solos cuanto antes mejor -en absoluto-, pero me parece más fácil llegar e irme cuando me convenga".

The Girl responde así a la pregunta "¿en tu casa o en la mía?". Da que pensar.

2 comentarios:

Sergi Bellver dijo...

Yo he llegado a adoptar una postura (con todo lo que esas palabras significan, de alienado y meditado), pueril, si se quiere, radical, se diría, y consiste en no tener encuentros sexuales a no ser que sté razonable y visceralmente seguro de que voy a querer quedarme (o que se quede). Si estoy bastante convencido de que me dará igual irme (o que se vaya), es que no vale la pena meterse en el ascensor y darle al piso, sinceramente.

Sí, tengo poco sexo, pero creo que me compensa.

Un saludo.

Neus dijo...

Sergi,
No sé si comparto tu postura, pero ¡me encanta la manera como la has expuesto!