agosto 25, 2006

[PENSAR] ¿Normalidad? ¿Qué normalidad?

¡Ya estoy otra vez frente al teclado!

Me he pasado las vacaciones en la Budapest de entreguerras, de la mano de la extraordinaria Mujer justa de Sándor Márai. La novela destripa un triángulo amoroso en el cual los jugadores narran su avance hacia el cataclismo personal como si no pasara nada. La contrasolapa del libro me informa de que Márai se suicidó a los 89 años "pocos meses antes de la caída del muro de Berlín".

Este hecho me trae a la cabeza a la fotógrafa Diane Arbus. A principios de verano la descubrí y descubrí su obra en una exposición apabullante. Su plasmación de la "anormalidad"como hecho cotidiano me impactó. Me aturdió tanto que una de sus fotografías se encuentra detrás de mi último relato, que Ático publicará en Navidad. Si no has oído hablar de Arbus, no te preocupes: en noviembre Nicole Kidman estrena biopic sobre la artista y nos la encontraremos hasta en la sopa. El caso es que Diane Arbus también se suicidó.

Los motivos de sus decisiones sólo ellos dos los saben. Sin embargo, mientras leía los esfuerzos de los personajes de la Mujer justa por continuar en un mundo que se desmoronaba, me venían a la cabeza las imágenes de gigantes, nudistas y viejas emperifolladas que Arbus recogió en su vida "normal". Lo que es o no normal depende del cristal con que se mira.

Y con este pensamiento me dispongo a abordar los temas -algunos un tanto surreales- que esperaban por mi regreso.

1 comentario:

Pablo Odell dijo...

Pues adelante con ese regreso!
Bienvenida!