mayo 25, 2006

[PENSAR] Otro Iván

Una lectora me envía la "Entrevista a un ex-jinetero". Yoyo explica de forma articulada las motivaciones y las estrategias que sigue como cubano en la diáspora. Se parecen mucho a las que expone Iván, nuestro hombre de pago.

Destaco un párrafo: "El matrimonio es una institución en crisis en estos países [europeos]. La gente está demasiado al tanto de su banco, del débito y el crédito. La igualdad de la mujer es una gran mentira. Ellas lo tienen muy jodido pues la sociedad les da a escoger entre carrera o familia. Una mujer directivo de una gran compañía, carece de valor para un hombre europeo, sin embargo una joven venida de Europa Oriental que sepa sólo leer y escribir medianamente es mejor cotizada. Una ucraniana, acostumbrada a la vida dura de su lugar de nacimiento, aceptará sin chistar las órdenes de su marido, lo colmará de las palabras dulces que las europeas olvidaron y le dejarán sin discutir a él el papel de decidir por ellas. Nosotros llenamos el vacío de “ocuparnos” de esas mujeres rechazadas, a cambio de vivir como Dios manda en Europa, Las exitosas empresarias, huérfanas de cariño, son el blanco nuestro. "

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de leer la entrevista se me ocurren varios títulos o subtítulos:

- La historia del “cazador” cazado.
- En todos los mares hay “tiburones”.
- Las mujeres “siempre” cambian a los hombres.
- La vikinga que jugó bien sus cartas y estuvo de suerte.
- Murió “ahogado de amor”, sin darse cuenta.

Reflexión: A mayor libertad y progreso humano, a TODO le ponemos precio, para seguir siendo más esclavos.

Un clásico: Esta semana dan en TV la película del Redford que, apuesta 1 millón de dólares y gana, por una noche con la mujer de una pareja “feliz” que por lo económico la pierden.

Personalmente creo que los experimentos se hacen con gaseosa.
Qué lejos queda aquello del “Contigo, pan y cebolla”.

Volviendo a la entrevista me gustaría destacar:

La lógica femenina: “¿Cuánto cuesta enamorarse de una mujer así? De una belleza, con dinero, que te suplica que la quieras, que la mimes. ¡Qué más puedes pedir!”

Otro lado femenino, masculinizado: “Más difícil es hacer una balsa y cruzar el estrecho de la Florida rodeado de tiburones. Vieja o no esa es tu balsa… Después que seas ciudadano entonces la mandas al carajo,…”

Esta historia parece que acabó bien pero generalmente, al final por no decir al rato, el tiempo pone a cada uno en su sitio y ese lugar no suele ser del agrado de los protagonistas. En especial, el femenino. N’est pas?

Paralelismo con el infierno de Dante: “De la invisibilidad (femenina) a la gloria de la cumbre, para terminar por los suelos, pero desde más alto.

Elefante Blanco

Neus dijo...

Elefante blanco,

Tiene razón: todo tiene un precio pero las monedas de pago son distintas ¿Cual es el precio para Rosa, la clienta? ¿Y para Iván, el gigoló? Las expectativas de cada cual determinan pérdidas y ganancias.

Jinetero… ¿y qué? dijo...

Lamento dejar este comentario tan a destiempo. Soy el autor de la Entrevista a un ex-jinetero y me honra que hayan hecho referencia a ella en este Blog.
Esa fue la primera entrada a mi Blog: Jinetero... ¿y qué? y en el que seguido recogiendo entrevistas y hechos de este mundo del amor por interés (o no). (Jinetero significa en "cubano" algo parecido a Gigoló o prostituido según quien lo defina)
Puede parecer malo o bueno, pero esa es la vida.
Saludos
el_yoyo
Mi Blog en: Jinetero... ¿y qué?