marzo 24, 2006

[PENSAR] Conversaciones

He escrito Un hombre de pago para hablar de temas que me parecían "invisibles": las mujeres a partir de una cierta edad, las amigas vampiras, los acompañantes de pago... Quería empezar una conversación y aquí estoy, hablando por los codos.

Hablo en este blog: con los voluntarios que se han ofrecido a reseñar la novela y con otros lectores. Esa es una gran satisfacción y una fuente de sorpresas considerable.

Hablo con los medios. Ayer estuve en la radio, en una entrevista en la que me he sentí a gusto, a pesar de mi ya conocida reticencia. Otras veces los encuentros son incómodos: lo que vende es el sexo, no la invisibilidad de las mujeres.

Hablo con el sector, para entender como funcionan los mecanismos editoriales que rigen la vida de un libro: su producción, distribución, comercialización y promoción ("resolver no es fácil" que diría Iván).

En medio de todas estas conversaciones a veces hay un silencio y me pongo a pensar y pienso que en vez de hablar tanto, quizás debería escribir. Se lo digo a Eva y me dice que, total, escribir también es hablar. Así que mejor continuamos.

5 comentarios:

julia dijo...

Acabo de leer su interesante entrevista en LA VANGUARDIA. Tengo precisamente las mismas inquietudes y otras más...seguiré leyendo con atención acerca de su investigación y sus reflexiones.
De todo, y hasta ahora, lo que más valioso me parece es precisamente: HABLAR DEL TEMA. ( no de los gigolós, por supuesto...sino de ese tema de la invisibilidad de ciertas mujeres)
Soy viuda desde hace poco más de dos años, y a veces me pongo a pensar si pasaré el resto de mi vida sin vida sexual o romántica...Mi último intento no fructificó y fue hace casi un año. Desde entonces me he enamorado ya varias veces y no he tenido éxito.
Me tomo el asunto con sentido del humor y la verdad me siento satisfecha de poder amar, independientemente de que me respondan de la misma manera...pero la verdad el tema me pone mucho a pensar...
seguiré leyendo.

( subí su entrevista, con el debido enlace y créditos a mi blog personal)

Le escribo desde Costa Rica

adfh dijo...

Entiendo lo que dices pero hay cosas que no entiendo. Hay hombres y mujeres invisibles desde la infancia, la fealdad (corporal o moral) los hace invisibles, también la deformidad. A veces sólo son visibles para la burla, la gracia o el desprecio, ¡sus momentos de gloria! Tampoco entiendo la división entre hombres y mujeres, creo que es un tópico de los tiempos que corren. Todos son personas, máscaras, con las que se enfrentan al mundo y, entre ellos, los hay hábiles -mujeres y hombres- e inhábiles. Unos obtienen el éxito, en forma del deseo ajeno, y otros -y otras- fracasan por su falta de atractivo. Hay épocas en las que te reconocen y épocas en que te oscureces a sus miradas. También hay viejos, aunque el deseo nunca es anciano del todo.

policaricus dijo...

El café de esta mañana me ha sentado especialmente bien, leyendo tu entrevista en La Vanguardia. Me has hecho pensar, y revivir experiencias de todo tipo relacionadas con el deseo, la pasión, el amor y el desamor…la soledad y esa obsesión que tenemos en la búsqueda constante. Si lo importante es “el camino”…la búsqueda es la ocupación preferida que escogemos los/las inconformistas.
He leído el primer capitulo de UHDP, y ya quiero continuar leyéndolo… (Anota uno menos en el Stock, a partir de esta tarde)

Menudo tema pones a debate…
Mi experiencia personal como hombre, es que en cualquier relación siempre se “paga”, de una forma o de otra. Y estoy convencido que las mujeres “pagáis” mas que los hombres. 90 € puede resultar muy barato…
Te contare como transcurre la lectura de tu novela.

Actualmente vivo una relación altamente pasional con una mujer de 52 años…Yo soy algo mas joven. Y la intensidad y la pasión, las dudas y los miedos, la ternura y el deseo están protagonizando mis días.

Gracias por entender tanto de la vida.
Saludos cordiales,
Policáricus.

Un hombre de Pago Pago dijo...

Y precisamente hoy que sales en "La Contra" de La Vanguardia, tu mejor escaparate, y no nos comentas nada!!! Felicidades.

julia dijo...

Carta a un ex:
Se los juro que se la mandé esta mañana.
Desde Costa Rica, compartiendo:


Fijate que el sábado estaba en un concierto rock ( las más populares bandas nacionales junto con la nica: Perro Zompopo y los Bandoleros, que es genial y está haciéndose acá muy popular) del FIA, en La Sabana.
Fui a vender mis camisetas de TICOS y NICAS SOMOS HERMANOS ( que te confieso, que desde que las ando vendiendo tengo todas las cuentas al día! vieras qué gozada) Vendí como 30 ( porque los chiquillos son muy limpios...pero se acercaban y les encantaban y eso da mucho gusto, porque aunque no venda estoy llevando un mensaje que va calando....)
Pero sale este chiquito Ramón Mejía ( Perrozompopo) que tiene una luz...si lo vieras...canta precioso...y se pone a cantar una canción de amor mágica ( quizá una de las canciones de amor más bellas que he oído en la vida, te lo juro) se llama “Cuando tardas y demoras”....y yo me desgalillo a cantarla, y oyéndola me enamoro tanto, Bernardo...me enamoro tanto, y me siento totalmente enamorada pero hasta el fondo....y de repente como que me despierto y me doy cuenta que estoy sola y no tengo a quien abrazar y que ninguno de mis amores está cerca.
Te juro que si hubieras estado cerca...
Pero no estabas...

Fue raro. A veces me siento tan llena, tan plena...pero putis...no es fácil no tener un cuerpo que te abrace...amigos y amigas tengo muchas ( de muchos colores, tamaños e intensidades...pero nada se compara a los amores que han sido fuertes, verdaderos, de esos de a la par....como el tuyo....amores parejos....)
Me sentí francamente sola en aquella multitud...y no es justo, como dijo un señor que admiro mucho: “vivir recordando la vida”.
Fueron segundillos de dolor. Pero la música me llena tanto que rapidito seguí cantando y pude reírme de la sensación.

Ayer leo, como por “casualidad” una cosa de una española que dice que a partir de “cierta edad”, las mujeres nos hacemos invisibles...y ya lo había notado, porque te ven para algunas cosa, pero para otras.....bueno....es difícil...recién me estreno en estas cosas...y entonces que algunas mujeres han optado por contratar compañía, gigolos, amores de pago...y yo me pongo a pensar si será muy feo ? Jajjaja
¿ Cuánto me cobrarías?


Julia