julio 15, 2008

Café Toscana

Hace cosa de un mes y a través de la Red de Blogs y Libros se puso en contacto conmigo Susana Silva.

Susana vive en México -Internet, es lo que tiene: te permite conversar sin importar la ubicación física- y acaba de lanzar su primera novela, Café Toscana. Me comentó que le había llamado la atención el experimento que en su día emprendimos para dar a conocer Un hombre de pago, se animó a lanzar una iniciativa similar y yo me animé a participar. Susana me hizo llegar su libro por correo postal y esta semana he tenido ocasión de leerlo. Lo prometido es deuda y me permito compartir aquí mi opinión personal.

Café Toscana parte de la premisa de que la realidad lo es en cuanto percibida: ¿podemos entonces "recordar nuestro futuro"? En su estructura profunda, Café Toscana alude a un tema que siento cercano y me parece rabiosamente actual: la disyuntiva de la mujer contemporánea, obligada (autoobligada, quizás) a escoger entre su vocación familiar y su vocación profesional. La exposición del pensamiento femenino contiene frases que brillan por si solas: "Ser mujer, no importa cuánto te esfuerces, no te llevará al mismo lugar que a los hombres" (pag. 18).

En cuanto a la estructura superficial, es sorprendente el giro que acontece en la segunda parte del libro y que da sentido a la primera. Ese "efecto espejo" (como es aquí - es allí) desdobla la trama, cuyo desarrollo último sólo se manifiesta, como quien dice, al terminar el libro.

En la novela abundan las descripciones relacionadas con el café. ¡El modo como la autora dibuja una taza de espresso la texturiza de una manera increíble! Yo soy poco dada a describir y siento auténtica fascinación por quienes sí lo hacen.

Susana está ahora mismo preparando las próximas presentaciones de Café Toscana en el DF. Animo a los lectores que geográficamente puedan asistir a que aprovechen esta ocasión para charlar con ella personalmente. En el trato es una mujer amable, apasionada y convencida y estoy segura de que los eventos así lo reflejarán. Los detalles de la convocatoria pueden seguirse en el blog de la novela.

¡Dan ganas de volar a México!

3 comentarios:

Fernando dijo...

Nos conformaremos con volar hacia el libro. De momento...
Un gran proyecto.

Café Toscana dijo...

Pues ya sea que vuelen a mí o a México, les espero con los brazos abiertos.

Cariñosamente

Café Toscana

Anónimo dijo...

Me parece un libro muy descuidado en el sentido literario. Tiene, además de una pésima edición, errores ortográficos imperdonables y una plaga de lugares comunes. La repetición cansa y ya podría haber incluido menos viñetas en lugar de repetirlas. Además se repiten hojas. Necesita acudir a un taller literario para mejorar su calidad, trabajando el texto creo que no es una mala idea.