octubre 20, 2008

¿Por dinero o por placer? Resultados del partido

Animado debate el que nos hemos montado en el otro piso, sí señor. Con empate.

La pregunta era: ¿hay que escribir por dinero o por placer? De los seis opinantes, tres se inclinan por escribir por placer y recomiendan:
“Escribir lo mejor posible”.
“Pensar más en la idea del confort”.
“Escribir por el placer de hacerlo”.

Otros tres combinan placer y dinero:
“Un poco de ambas cosas”.
“El placer es compatible con el deseo de ganar pasta”.
“Escribe un best-seller para ganar dinero y lo que quieras por placer”.

En esas estamos cuando el vecino de arriba anuncia en su blog que se ha leído Un hombre de pago y, con las mismas, lo reseña. Y aunque su reseña sea ajena a esta especie de partido de fútbol que nos hemos montado, el vecino se marca un gol emocional. ¿Cómo? Pues porque leo su reseña (en catalán, aquí) y siento que me ha entendido. Que ha entendido lo que yo quería transmitir. No comparto todas sus apreciaciones (veí, que no és autobiogràfica, home!) pero me fijo en qué frases ha destacado, en cómo ve a los personajes, en su interpretación de la trama y en las preguntas que se formula y pienso: Lo-ha-cla-va-do.

Por esta reseña y otras que, afortunadamente, se han publicado, me inclino por el escribir por placer. No veo cómo podría sostener una trama en la cabeza tanto tiempo si no me interesara. Nadie me pone una pistola en la sien y me dice “Arqués, ¡escribe!”. Por lo tanto, es necesaria una motivación interior que no se compra con dinero. Los que escribis sabéis seguro de las tardes que estás dale que te pego y cierras los ojos y ves pasar por delante, como si fueran las cerezas de la máquina tragaperras, todas las opciones alternativas (familia, lectura, cine, …) a estar sentada frente al ordenador y resistes y tecleas, resistes como si estuvieras a dieta y te plantaran bajo la nariz una sacher de chocolate.

Aún así, el partido no ha llegado al final, me temo. Continua siendo necesario encontrar vías de visibilidad para que la conversación surja y se expanda. Para que el libro se vea. Para que te toque la lotería.

Si fuera el caso con Una mujer como tú, están todos invitados a una copa. Por reseñar y por compartir. Queda dicho.

5 comentarios:

Fernando dijo...

Me pido una reserva desde ya para una reseña (y dos, si hacen falta) de Una mujer como tú.

El veí de dalt dijo...

Quan no sàpiga que fer, hauria de ser davanter centre del Barça i colar els gols per l'esquadra...! ;-) Un plaer llegir el llibre i ressenyar-lo, ja saps. I esperem aquesta segona entrega amb candeletes!

Neus dijo...

¡Qué bien! Ya sumo dos voluntarios más. Y aviso que se vuelve a repetir el fenómeno que se dio con UHDP en el 2006: ¡se apuntan más hombres que mujeres!
Da igual: lo importante es conversar y, a poder ser, ir a por esas copas que desde ya tenemos a medias. Gracias a los dos por el ofrecimiento.

Xenia dijo...

Me apunto al voluntariado lector por si falta compensar la balanza. La reseña garantizada...a ver si así me animo de una vez a poner en marcha mi blog.

PD: Estoy intrigada por saber como sigue la historia y que portada tendrá.

jordi dijo...

mmmmmmm! que bien!