enero 30, 2007

Un hombre de pago viaja al Cono Sur

Internet, es lo que tiene: te permite asistir, en vivo y en directo, a las peripecias de tu novela, incluídas las internacionales.

Un hombre de pago ya ha "viajado" por el mundo: su periplo más sorprendente se inició en Madrid y acabó en Vietnam.

Parece que ahora la novela camina por el Cono Sur. Así, la librería chilena Antártica la ofrece: se puede comprar on-line o en sus tiendas. El tema me intriga porque teóricamente la campaña editorial en América Latina aún no ha empezado. También me resulta interesante que hayan catalogado el libro como "novela erótica". Pues eso.

Desde Argentina, donde Un hombre de pago llegó en octubre pasado, referenciado en un artículo sobre "Histeriotipos o los hombres temerosos", me escribe ahora Flavia. Dado que ella vivió y yo vivo en Barcelona, creí que habríamos coincidido en la presencialidad, pero no fue así. Donde sí coincidimos, creo, es en la perspectiva sobre las mujeres y los hombres. Su blog, Hombres que ladran, contiene textos brillantes que apoyan a pensamientos más brillantes aún.

En resumen, viajar y conocer gente son efectos secundarios de publicar una novela y escribir un blog. Son, seguramente, una de las experiencias más gratificantes de toda esta peripecia (de las negativas, mejor no hablar).

3 comentarios:

Xènia dijo...

De las experiencias y de la vida vale más acordarse de lo positivo. Lo negativo siempre estara alli pero solo para recordarnos lo que hemos de cambiar para no repetir.
El Cono Sur siempre es un misterio, y lo de novela erótica interesante. Con esta catalogación a ver que público se acerca y lee "Un hombre de pago"

rodrigo González Fernández dijo...

Recibí el libro "Un hombre de pago" y creeme Neus que lo he leido en tiempo record. Sin embargo lo tendré que leer nuevamente no se si por escrúpulos o por alguna influencia de la educacion católica alemana que he recibido en mi juventud que me hace ser recatado, o no se qué. Pero de todas forma ya escribiré algo de tui genial y entretenido libro.
Desde luego, es un libro muy bueno para leer tanto por hombres y mujeres. Ahora no tengo claro si es un libro que pueda catalogarse de erótico, pero que hay parajes que lo son no me cabe duda.
Obviamente que lo recomiendo con mucho entusiasmo y las mujeres y hombres en Chile que son recatados( cartuchos) lo van a leer a escondidas, lo dejarán bajo los periodicos, o lo depositarán al fondo del armario.

Un abrazo, Rodrigo González Fernández, santiago, chile

Neus dijo...

Rodrigo,

muchas gracias por la sinceridad de tu reseña. Como dices, Un hombre de pago no es novela erótica, pero lo que es o no erótico depende de cada cultura. En todo caso, te agradezco el apoyo que quieras prestarme para la difusión del libro en Chile. Un saludo desde Barcelona.